Cómo equipar una despensa en condiciones para que comer sano sea más sencillo

Sara Espinosa
Sara Espinosa | Líder en Ecovidasolar
09/02/2021 | Actualizado: 09/02/2021 09/02/2021
5 | 1 1 valoraciones
52
Cómo equipar una despensa en condiciones para que comer sano sea más sencillo
Compartir:

Muchas de nuestras cocinas están pensadas para preparar un plato de comida precocinada en unos pocos minutos.

La idea que nos han vendido es que comprar la comida ya hecha en el súper más cerca de tu casa y meterla al microondas o al horno es la solución cómoda al típico: «no tengo tiempo».

Como ya sabrás, gran parte de estos alimentos son superprocesados o contienen grandes cantidades de plástico. 

Así que no son lo más ideal para la salud ni para el medio ambiente.

También son muchas cosas las que nos dicen, y a veces puede agobiarte no saber por dónde empezar.

Para mí, una buena forma de empezar es crear y organizar tu propia despensa.

Una buena despensa te permite tener todo lo que necesitas cuando lo necesitas.

Ni más ni menos.

Acuérdate de lo apañadas que eran esas cocinas equipadas de una buena despensa que tenían nuestras madres y abuelas.

En nuestro caso reutilizamos las estanterías de madera exposición que llevamos a las ferias de BioCultura y Natura Málaga años atrás cuando se podían celebrar. Fede y yo montamos la nuestra desde hace tiempo, con ellas, equipos útiles y siguiendo las pautas de alimentación de la familia.

Como sé que te gustan, te voy a explicar por qué y cómo montar tu despensa saludable, cómo conservar tus alimentos sin congelarlo todo y qué ecodomésticos te pueden venir a las mil maravillas.

¡Vamos al lío!

Qué implica una despensa sana en la cocina 

En nuestro caso concreto, muchas de las frutas y verduras que consumimos las cultivamos nosotros mismos en nuestro huerto.

Por eso, cuando llega la temporada de cada alimento, acabamos con un montón de comida que decidimos guardar en nuestra despensa para aprovecharla poco a poco.

Una despensa bien equipada es el reflejo de una alimentación sana.

Y, aunque no cultives tu comida, lo ideal es decantarte por las frutas y verduras de temporada —la naturaleza es sabia—, además de colaborar con el pequeño comercio.

Pero claro.

Si quieres aprovechar todos esos alimentos de temporada, lo ideal es conservarlos bien para que no se te echen a perder.

Una vez elegido el método de conservación —que te cuento ahora— la despensa nos viene divinamente.

Además, también nos puede servir como un espacio adicional para los instrumentos de cocina.

Veamos cómo armarla.

Cómo armar una despensa saludable

El primer paso es tener un espacio que se pueda convertir en tu despensa. Si tu casa es lo suficientemente grande o ya viene equipada con una, genial.

Si no, hazte con un armarito que se adapte a las dimensiones de tu cocina, o pon unas estanterías.

También se me ocurre que, si tienes una pequeña terraza que no utilices mucho, la acristales o cierres para aprovechar ese espacio.

Como las antiguas fresqueras. ?

Y si, antes de comprar nada, quieres probar si lo de tener una despensa es lo tuyo, experimenta simplemente con los armarios que ya tienes en tu cocina.

Reorganiza el espacio —Sara de Kokorotailerra nos daba unas pinceladas sobre el tema que te pueden interesar— y prueba.

Por qué tener la despensa bien organizada

El fin de la despensa es que nos haga la vida más fácil.

No solo es útil para almacenar y conservar comida saludable. También nos ayuda a organizarnos mejor, ser más conscientes de lo que desperdiciamos y saber todo lo que tenemos.

¿Nunca te ha pasado que buscas un alimento al fondo del armario y lo encuentras caducado o en mal estado?

Para evitar esto lo ideal es no poner nada en rincones de difícil acceso, y preservar los alimentos de forma ordenada.

Si encima los guardas en tarros de vidrio de borosilicato o en tuppers al vacío de tritán redondos, mejor todavía porque sabes lo que tienes de un vistazo.

Tarros herméticos de vidrio de borosilicato con tapa de madera en medida grande, mediano y pequeño.

Sin embargo, mi recomendación es que todo lo que compres vaya directo del mercado, tienda o supermercado a la despensa.

Haz que las frutas y las verduras tengan su sitio y te ahorrarás la pereza de tener que encontrárselo cada vez que entren a la cocina.

Algo que va genial para que duren más tiempo son las bolsitas de algodón orgánico Vejibag, hechas de algodón orgánico certificado y estupendas para mantenerlas en su estado óptimo de frescura y humedad.  

3 Formas naturales de conservar tus alimentos en la despensa

Como te adelantaba antes, lo que más valoro de tener una despensa es no depender del frigorífico y el congelador para todo.

Sin embargo, la comida hay que conservarla de algún modo.

Aquí te cuento los métodos que seguimos en casa. 

¡Toma nota!

#1 Fermentación

La fermentación es un método de conservación milenario presente en la vida humana durante toda la historia.

Es el proceso con el que se obtienen alimentos como el kéfir de agua, el kéfir de leche, la kombucha o platos a base de verduras como el chucrut.

Los alimentos fermentados contienen microorganismos que nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmune y conseguir sabores maravillosos a los que no estamos tan acostumbrados.

Y nos permiten aprovechar las verduras de temporada y el excedente de las cosechas.

Dentro de poco te hablaré de más encurtidos o fermentos con vegetales como método de conservación. Vas a flipar. ?

#2 Envasado al vacío

Como ya sabrás, la mayoría de alimentos se deterioran con el tiempo si los dejamos a temperatura ambiente.

Las bacterias empiezan a proliferar y se lía la marimorena.

Como ya te puedes hacer una idea, el culpable de este deterioro es el oxígeno.

Y la solución consiste en extraer el aire y cerrar herméticamente nuestros alimentos.

Y claro, aquí entran en acción mis queridos tuppers al vacío, que me dan un juego increíble para un millón de cosas y que me valen para un roto y para un descosido.

(Sí, me refiero al batchcooking del que te hablé en su momento y me salva la semana).

Por otra parte, si quieres mantener tus alimentos durante más tiempo sin recurrir a la nevera, también tienes la opción de hacerte con tu propia envasadora.

Prolongarás hasta 5 veces más la vida de tu comida.

Aquí te dejo algunas para ver cuál te puede ir mejor.

#3 Deshidratación de alimentos

Algo que también te ayudará a comer mejor es deshidratar los alimentos.

Viene genial para el excedente de frutas y verduras, y son la opción perfecta para sustituir a los típicos y tentadores snacks ultraprocesados. 

Así te quitas el gusanillo de picar entre horas, pero comiendo comida natural, sana y que guardas en tu propia despensa.

Y a los más peques les consigues unas buenas meriendas saludables.

Puedes deshidratar los alimentos de forma natural al sol. Aunque si prefieres ahorrarte el tiempo, puedes utilizar un buen deshidratador como el Status.

Tu turno: dale caña

Si te ha gustado la idea de tener tu propia despensa gracias a este artículo, me encantará que me lo cuentes en comentarios.

Seguro que es el primer paso para que organices mejor tu alimentación saludable y tengas a mano todos tus utensilios de cocina.

Y si tienes dudas, como siempre, aquí abajo te leo.

1 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad
Elena
2021-02-18 10:47:31

Qué gran idea de post, lo he disfruta mucho!!

Respondiendo a Elena
Sara Espinosa
2021-03-02 12:16:24

Gracias Elena por tu comentario. Nos da fuerza para seguir compartiendo más, qué bueno que te sirva. Un saludo.