Filtrar por (21 productos)

Marca

Potencia

Materiales

Fermentación de alimentos

Elige entre nuestra selección exclusiva de frascos fermentadores para conservar la frescura y potenciar los sabores de tus creaciones caseras llenas de vida gracias a los microorganismos beneficiosos. Encuentra todo lo necesario para comenzar con la fermentación de alimentos.

Mostrando 21 productos

Mostrando 1-21 de 21 artículo(s)

80 opiniones verificadas en Fermentación de alimentos 5/5

Más información sobre Fermentación de alimentos

Descubre nuestros fermentadores de vidrio y más

Necesitamos las bacterias para vivir. No todas las bacterias son malas.

Para preservar una buena salud y vitalidad necesitamos nutrirnos y llenar nuestro cuerpo de vitaminas, minerales y nutrientes que garantizarán la correcta absorción y nutrición de nuestras células.

Esto depende de la calidad de los alimentos que tomamos diariamente.

También es importante tener salud bacteriana en nuestros intestinos, ya que, se encargarán de ordenar los diferentes nutrientes para su absorción.

Por tanto, contar con una flora bacteriana de primera categoría en nuestro interior nos garantiza una correcta absorción junto con las enzimas presentes en los alimentos.

Los alimentos fermentados (alimentos y bebidas) contienen microorganismos para nuestra salud digestiva que son beneficiosos para la salud en general, se fabrican a partir de alimentos naturales a través de un proceso conocido como fermentación.

Tanto en el método de conservación de alimentos como en el proceso de creación Fermented Foods necesitamos higiene y seguridad, y esto es posible gracias a tarros fermentadores que nos permiten tanto conservar los alimentos, consumir nutrientes fermentados como también crearlos en un mismo lugar.

Cómo elegir tu fermentador perfecto

Son muchos los tipos de fermentos que podemos realizar. Como las fermentaciones acéticas para hacer vinagre. Fermentación alcohólica. Fermentación butírica. Fermentación láctica entre otros tipos.

Cada fermentador con su fermento. Piensa en tu fermento y busca entre los frascos fermentadores el adecuado. 

Productos como el yogur casero y otros lácteos fermentados se desarrollan estupendamente en el mismo grupo de fermentadores que permiten una correcta fermentación de la leche.

Una bebida fermentada como la kombucha prefiere siempre una kombuchera con grifo para que su Scoby se desarrolle correctamente.

Los vegetales fermentados como la col o los pepinos encurtidos y otros similares los podemos fermentar en tarros fermentadores de verduras.

Usos y beneficios de la fermentación en casa

El sabor de los alimentos cambia y sus propiedades también. Son muy beneficiosos si se realizan con herramientas y utensilios adaptados para ello.

Los fermentos cuentan con cantidades importantes de vitamina K2 que nos ayuda a proteger nuestra estructura ósea, porque esta vitamina ayuda a fijar el calcio. También cuentan con ácido fólico y vitaminas del grupo B beneficiosas para las células y para nuestro cerebro.

Gracias a los productos que obtenemos después de una fermentación podemos obtener sabores, aromas y texturas para preparar alimentos o alimentos en sí mismos llenos de vida ayudando en nuestra digestión, microbiota,  y a que nuestra flora intestinal beneficiosa potencie su acción y apoye al sistema inmune. En algunos casos los fermentos permiten conservar alimentos preservando la creación de organismos perjudiciales para nosotros.

Mejora tu salud con alimentos fermentados

Las frutas y verduras crudas son parte de la dieta saludable, entre ellos existen grupos de alimentos que son muy agradables al paladar cuando los fermentamos y los acompañamos en diversos productos y preparaciones.

Producir nutrientes fermentados en casa mejora nuestra salud en general y amplifica los beneficios que las verduras y frutas tienen en su estado natural.

Para quién es ideal la fermentación casera

Los productos fermentados en casa nos regalan beneficios para la salud de todos.

Los alimentos fermentados ayudan a cuidar nuestro intestino.

Especialmente para aquellas personas que están en un proceso de reactivación de su salud intestinal y cuidado de su sistema inmunitario.

Son muy fáciles de crear y con ellos es muy fácil incorporar alimentos fermentados en la dieta y sus beneficios en ocasiones son difícil de encontrar en alimentos no fermentados.

Fermentación: un mundo de posibilidades para todos

La fermentación de alimentos y bebidas existe gracias a las levaduras.

Es un proceso químico y biológico que no necesita oxígeno para transformar una sustancia en otra. Fue descubierta por Louis Pasteur. Gracias a las fermentaciones podemos obtener vino del mosto, cerveza de la cebada, yogur de la leche, masa o levadura madre para hacer pan entre otros. Existen muchos tipos de fermentación de alimentos.

Este proceso nos permite que un alimento más complejo se reorganice de otra forma más sencilla, más fácil de digerir, gracias a las bacterias, hongos y levaduras que darán lugar a alimentos simples llenos de enzimas digestivas.

Transforma tu cocina en un laboratorio de sabores

Experimenta, saborea, investiga y crea diferentes tipos de fermentaciones para encontrar tu fermento ideal.

Existe una lista de productos que podemos preparar en casa de forma sencilla con la fermentación de los alimentos. Algunos ejemplos de alimentos fermentados son:

Bebidas como: la kombucha, el kéfir de leche, que es un producto lácteo con alta cantidad de bacterias lácticas o el kéfir de agua, una bebida súper refrescante.

Untables que se usan de condimento como ocurre con el miso, que se puede preparar con soja y sal pero también se puede preparar con cereales.

Vegetales fermentados como el kimchi, chucrut, encurtidos de pepinos y con cualquier tipo de vegetal que imagines para incorporarlos a tus ensaladas, sopas o a tus crudités.

Por qué elegir nuestros fermentadores

Porque el proceso de fermentación se realiza de forma muy fácil, higiénica y segura.

Muchas personas conocen los beneficios de los nutrientes fermentados pero no se toman en serio dar el paso en la elaboración de estos productos en su casa y hacerlo es un proceso casi automático, económico y lleno de beneficios.

El beneficio de tener disponible a mano alimento que nos nutre y que está rico en probióticos al alcance de tu mano nunca fue tan sencillo.

Calidad y durabilidad: nuestro compromiso

Nuestros tarros fermentadores respetan el proceso anaeróbico de la fermentación.

Están pensados para que exista el mínimo riesgo de contaminación y que a tu fermento le salga moho.

Cada tipo de fermentador está especialmente diseñado y probado para que la acción de las bacterias buenas se reproduzcan con cada tipo de alimento.

Las bacterias y levaduras necesitan desarrollarse en fermentadores hechos de materiales de alta calidad: vidrio sano, libre de plomo y metales pesados y utensilios adicionales como coladores o diseño de bocas anchas que permitan una correcta higiene, limpieza y fácil manipulación.

Lo más buscado de Fermentación de alimentos

Preguntas frecuentes

Para elegir el fermentador perfecto, considera el tipo de alimentos que deseas fermentar, el espacio disponible en tu cocina y tus preferencias personales.

Usar un fermentador de alimentos en casa te permite mejorar tu salud mediante la creación de alimentos ricos en probióticos, que favorecen la digestión y fortalecen el sistema inmunológico. Además, te brinda la oportunidad de experimentar con sabores y texturas, enriqueciendo tu dieta.

Ofrecemos tarros de vidrio con válvula de aire, ideales para fermentar vegetales, y kits completos para iniciarte en la fermentación casera. Elige según tus necesidades y el tipo de fermentación que prefieras.