Deshidratando las naranjas del huerto: el paso a paso de un proceso ancestral, natural y ecosostenible

Sara Espinosa
Sara Espinosa | Líder en Ecovidasolar
11/01/2021 | Actualizado: 20/11/2021 11/01/2021
0 | 0 0 valoraciones
430
Deshidratando las naranjas del huerto: el paso a paso de un proceso ancestral, natural y ecosostenible
Compartir:

Una de las cosas que más me gustan de nuestra huerta son los naranjos que tiene.

Los árboles frutales son una maravilla: dan alimentos sanos, alegran la vista con lo bonitos que son, y perfuman el aire cuando florecen.

¿Qué pasa?

Pues que dan mucha —demasiada— fruta en su temporada.

En el caso de las naranjas, durante unos 3-4 meses tenemos naranjas para dar y regalar.

Pero claro.

Somos tres en casa.

El año pasado, además de regalar a amigos, hasta hicimos un sorteo por redes, porque teníamos tanto excedente que no dábamos abasto.

Y es que la fruta de temporada —ya sean naranjas, melocotones o uvas negras— tiene muchas virtudes, pero, si no las sabes aprovechar, te las pierdes.

Además, hoy día, que vamos como las motos, es difícil estar pendiente de todo sin que se nos olvide algo.

Si a ti también te pasa, aquí Sara al rescate.

Hoy te cuento cómo deshidratar frutas y alimentos, tanto si tienes una huerta propia y no sabes cómo conservar y aprovechar mejor tus excedentes, como si cada vez que vas a tu tienda o frutería te gustaría llevarte a casa el buen género de temporada para utilizarlo el resto del año. ?

¡Al lío!

Qué pasa al deshidratar frutas o alimentos

Verás, te lo vengo a contar, pero esto es muy sencillito y lo vas a entender a la primera.

Fíjate.

El agua da vida a todos los seres.

Como en el caso de la fermentación, esta vida se produce de forma natural, dando espacio a estos microorganismos vivos para encontrar un medio —con o sin oxígeno— donde prosperar.

Sin embargo, si le quitamos el agua a las frutas y/o alimentos esto no sucede.

Como ya te expliqué cuando te presenté el deshidratador Status, deshidratar alimentos es extraer el agua para que los microorganismos no proliferen.

Y lo mejor: facilitamos que conserven todo su poder nutritivo, mientras nos dan tiempo a aprovechar mejor la cosecha.

Las ventajas adicionales:

  • pesan poco
  • son muy fáciles de transportar
  • su sabor es delicioso para todos los públicos.

Se acabaron los picoteos aburridos y las ensaladas insulsas. ¡A darle alegría a los platos! ?

Son tantas y tantas las opciones de incorporar alimentos deshidratados a nuestros platos: guisos, preparaciones al horno, repostería, decoraciones, ensaladas, tentempiés, infusiones…

El secado al sol: así se deshidrataba en el Neolítico

Cuando el «descubrimiento» de la agricultura y la fluctuación del clima nos obligaban a relacionarnos con la tierra y a buscar formas eficientes de alimentarnos, nos las ingeniábamos con el sol.

Cortábamos las frutas, las exponíamos a la soleada intemperie y esperábamos.

Este proceso funcionaba en aquella época y sigue funcionando hoy día.

Lo único es que no todo el mundo cuenta con la disposición, el espacio o el tiempo para seguir el procedimiento con éxito.

Sin embargo, si queremos llevar una vida más sostenible, relacionarnos mejor con la naturaleza y aliarnos con proceso ancestrales de conservación, la deshidratación sigue siendo una gran opción para nosotros.

Y, para que veas lo sencillo que es —aunque no te veas poniendo al sol pacientemente las frutas cortadas—, te voy a contar lo que hago yo con las infinitas naranjas del huerto que, cada invierno, me llenan la cesta de la abuela de Fede.

cesto de la abuela con naranjas

Cesto de la abuela Narcisa con naranjas

Toma nota.

Cómo deshidratar naranjas: nada mejor para un excedente

Partiendo de la base que deshidratar consiste en «secar», y que el sol es perfecto para secar alimentos, contar con una deshidratadora me ayuda a secar las rodajas de mis naranjas sin tener que estar pendiente de que los pajaritos o animales se las coman, o de que haga sol durante el tiempo necesario.

El proceso es el siguiente.

#1 Lavar y cortar las naranjas en rodajas

Primero lavo las naranjas sin pelar. Me ayudo del cepillo de verduras y frutas de coco para una limpieza a fondo de la piel.

Entonces, paso a rebanarlas.

Naranjas en rodajas

Procuro que el grosor de las naranjas sea de medio dedo (algo menos de un centímetro).

Si con el cuchillo piensas que no todas las rodajas te saldrán bien siempre puedes ayudarte de una buena mandolina que cortará en un momento todo en rodajas perfectas.

#2 Extenderlas en las rejillas del deshidratador

Ahora las pongo separadas en las rejillas del Status.

Dejo algo de espacio entre ellas, pero trato de aprovechar siempre toda la bandeja.

He utilizado tanto las rejillas cuadradas como las rejillas en línea del deshidratador.

Como las rejillas son de acero inoxidable, el material es inocuo, y la temperatura de la deshidratación nunca supondrá un problema.

#3 Cerrar la puerta y poner tiempo y temperatura

Cierro la puerta de vidrio templado, activo el deshidratador durante 10 h a 60 ºC, y listo.

En X horas tengo las naranjas deshidratadas para todo el año.

Deshidratador status

Tenemos mucho excedente y quiero poder disfrutar el máximo género el resto del año.

«¿Cómo saber cuánto tiempo y temperatura necesitas, Sara?»

En el mismo deshidratador encuentras una tabla resumida de los tiempos de deshidratación según el tipo de alimento que quieras utilizar.

#4 Conservar los alimentos deshidratados

Las frutas deshidratadas tienden, por tendencia natural, a absorber humedad.

Por eso, aguantan muy bien en un recipiente hermético o libre de oxígeno.

Envases al vacio de vidrio de borosilicato

Mis naranjas deshidratadas en un tupper céntric redondo y tarro de alimentos con tapa de madera, ambos son de vidrio de borosilicato

Puedes envasarlas al vacío, guardarlo en un tarro de cristal con tapa hermética, o apañarte un buen tupper al vacío, los tienes disponibles en varias capacidades, redondos y rectangulares.

Hace poquito hice una Mega-guía para poder elegir bien los diferentes tuppers al vacío que tenemos disponibles para que se adapten a tu forma de cocinar y conservar alimentos, sobre todo si haces Batch Cooking (otro artículo sobre este tema tan práctico y que tanto me ayuda).

Mi recomendación es que si no vas a hacer uso a corto plazo de tus alimentos deshidratados la mejor opción para conservar en condiciones es el envasado al vacío. Para medio plazo están los tuppers al vacío y para una conservación de más tiempo las máquinas envasadoras te ayudarán a conservar por más tiempo en sus bolsas de tritán de vacío lo que hayas deshidratado.

La envasadora de vacío me ayuda mucho en la cocina a conservar por más tiempo diferentes preparaciones.

¿Merece la pena un deshidratador de acero inoxidable?

Si te estás preguntando si los deshidratadores de alimentos te servirán a ti tanto como a mí, no te voy a engañar.

Si no tienes excedentes de cosechas, o nunca se te ha pasado por la cabeza la idea de aprovechar la fruta y verdura de temporada de tu tienda de barrio, no creo que te cambien la vida.

Por el contrario, si te gustan las frutas secas pero las comerciales te dan mala espina (con razón), la cosa es distinta. Mucha fruta deshidratada comercial contiene componentes artificiales para conservarlos por más tiempo aún y no son nada saludables.

Si, además, quieres dar otro pequeño paso en tu vida para ahorrar energía, aprovechar el poder natural de los alimentos de temporada y contar con deliciosos snacks saludables que no te quiten tiempo durante todo el año, el deshidratador Status es la última incorporación al catálogo de Ecovidasolar, y yo no puedo estar más contenta con él.

Deshidratar es una manera de tener las mejores frutas de temporada durante el resto del año.

Es compacto, eficiente, fácil de utilizar y muy asequible comparado con la mayoría de deshidratadores del mercado.

Fácil de utilizar porque incluye un manual de usuario con una guía de deshidratación bastante completa que nos guía desde el primer uso con los tiempos, temperaturas y tipos de alimentos a deshidratar.

Me encanta que sea tan versátil. Muy pronto probaré deshidratar verduras, otras frutas y también hierbas aromáticas.

Si tienes cualquier duda sobre deshidratar frutas, te leo en comentarios.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad