Cómo hacer yogur natural casero lleno de probióticos: receta saludable y fácil

Sara Espinosa
Sara Espinosa | Líder en Ecovidasolar
14/06/2021 | Actualizado: 16/06/2021 14/06/2021
5 | 3 3 valoraciones
704
Cómo hacer yogur natural casero lleno de probióticos: receta saludable y fácil
Compartir:

El yogur es un alimento sano y nutritivo.

Es ideal para la flora intestinal, para reforzar nuestro sistema inmune y para el crecimiento de los peques.

En muchos hogares se consume a diario por lo versátil que es: nos soluciona un antojo, nos sirve de postre y vale para elaborar un sinfín de recetas.

Sin embargo, hay que prestar atención cuando vamos a los supermercados.

Sus yogures comerciales suelen llevar aditivos y no ser tan sanos como nos cuentan.

Por eso, te quiero contar de qué está hecho un buen yogur natural, por qué deberías evitar los yogures industriales y cómo hacerlo en casa de forma saludable.

¡Vamos allá!

¿Qué es el yogur natural?

El yogur es un alimento que se obtiene gracias a la fermentación de la leche.

Como ya te conté en otra ocasión, la fermentación es un proceso químico que ocurre cuando varias sustancias interaccionan entre sí y dan lugar a la aparición de un fermento u hongo.

En el caso del yogur, se trata de unas bacterias beneficiosas para nuestros sistemas digestivo e inmune.

Por eso decimos que este alimento es un probiótico natural, ya que contiene microorganismos vivos que refuerzan nuestra microbiota (es decir, las bacterias buenas que permiten a nuestro cuerpo realizar correctamente algunas funciones, como la digestión).

«Sara, ¿todos los yogures son naturales?»

Veamos.

Hablamos de yogur natural cuando está hecho con los ingredientes básicos, sin aditivos ni otros añadidos que alteran su sabor.

Por otro lado, no todos los yogures son igual de saludables.

Te lo cuento a continuación.

¿Por qué hacer yogur natural casero?

Soy una gran aficionada a hacer todo lo que puedo de forma casera.

Así sé que lo que como es sano, conozco la procedencia de los ingredientes y reduzco los residuos.

Me llevo las manos a la cabeza cada vez que pienso en todo el plástico que se desperdicia con los yogures industriales.

En el caso de estos alimentos, es especialmente importante prepararlos en casa para conservar sus propiedades.

Toma nota.

¿En qué se diferencian los yogures caseros de los yogures comerciales?

Las grandes marcas suelen hacer sus alimentos con la finalidad de que duren mucho tiempo para facilitarnos el estilo de vida frenético que llevamos.

Sin embargo, en el proceso de elaboración de la mayoría de yogures industriales se pierden los probióticos que contienen de forma natural.

¿Por qué ocurre esto?

Transcurrido cierto tiempo, las bacterias contribuyen a la degradación de los alimentos (incluso las que son buenas, como en este caso).

Por este motivo, los fabricantes someten sus yogures a procesos de pasteurización a altas temperaturas que destruyen por completo esas bacterias responsables, entre otras cosas, de reparar y mantener nuestra flora intestinal.

Es decir, duran más pero pierden sus propiedades.

A menudo, los yogures comerciales son postres hechos a base de lácteos que no tienen organismos saludables, pero están llenos de azúcares, aditivos y colorantes artificiales que no son de lo más idóneo para nuestra salud.

¿Para qué hacer yogur natural en casa?

La respuesta es sencilla.

Cuando preparamos yogures en casa, están llenos de organismos vivos beneficiosos para nuestro cuerpo y podemos aprovechar al máximo sus propiedades.

Aquí van algunas de los yogures con probióticos:

  • Facilitan nuestras digestiones.
  • Fortalecen los huesos y los dientes gracias al calcio, ideal para que los peques de la casa crezcan sanos y fuertes.
  • Debido al proceso de fermentación, la lactosa se transforma en ácido láctico, que es estupenda para controlar enfermedades estomacales como la gastroenteritis.
  • Contienen vitaminas B y D, cuyas propiedades se conservan mejor gracias a los probióticos.

Bastante bien, ¿verdad?

Ahora que sabes por qué te recomiendo hacerlos tú mismo, te cuento mi método.

¿Cómo hacer yogur natural en casa?

¿Es posible hacer yogur barato en casa?

La respuesta es sí, ya que solo necesitas unos pocos ingredientes que habitualmente tenemos a mano.

Además, hacer yogur es fácil. 

Ya verás.

Solo necesitas estos ingredientes:

Ingredientes para hacer yogur natural casero
  • 1 litro de leche fresca (mejor si es entera)
  • 1 yogur natural (vale uno cualquiera de supermercado, solo lo necesitamos de iniciador para el primer yogur porque luego usaremos el nuestro para próximas veces)
  • 100 mililitros de nata líquida para montar (opcional)
  • 2 cápsulas de probiótico, que puedes encontrar en supermercados, herbolarios y farmacias (opcional)

Es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes en un tupper de vidrio (preferiblemente de borosilicato, ya que es un material inocuo que no migra partículas).

Remueve bien para que todo se integre bien

Como no soy nada amante de las normas suelo utilizar lo que tenga en casa para hacer mi yogur natural. A veces echo nata, otras veces no. Y lo mismo me ocurre con los probióticos porque si utilizas un buen yogur para iniciar el proceso ya tienes los probióticos ahí.

A continuación, introduce la mezcla en un deshidratador de alimentos entre 40-50 ºC de 6 a 10 horas.

Yogur natural haciéndose en deshidratador de alimentos.
Arriba, algunos de mis deshidratados en tuppers al vacío que puse para enseñártelos en la foto.

Por muchas ganas que tengas de ver cómo va el proceso, ten paciencia y no abras la puerta hasta que acabe por completo.

De lo contrario, interrumpirás la fermentación, que requiere de una temperatura constante.

Así de apetitoso es el resultado que obtenemos con el deshidratador de acero inoxidable Status.

Ya lo tienes.

Así de sencillo es hacer yogur natural en casa.

Acuérdate de guardar un poco para utilizarlo como iniciador la próxima vez que lo prepares que te sirve como iniciador del yogur nuevo que quieras fabricar.

Gracias a los probióticos naturales, duran hasta 7 días en perfecto estado en la nevera porque no necesitan conservantes artificiales.

Antes de pasar a explicarte por qué el deshidratador es mi método favorito para elaborar yogur casero, quiero recordarte que es esencial utilizar leche fresca animal.

«Vamos a ver, ¿no vale la leche de toda la vida ni la leche vegetal?»

Si buscas un yogur lleno de probióticos, debes utilizar leche fresca porque está pasteurizada a baja temperatura para eliminar solo los microorganismos nocivos y mantener las bacterias buenas.

En esta receta, la leche vegetal no sirve, ya que se obtiene estrujando ingredientes y no contiene ácido láctico.

Si estás interesado en una receta de yogur sin lactosa o vegano, házmelo saber y te la traeré próximamente.

Los deshidratadores: la alternativa ideal a la yogurtera

Hay muchas formas de hacer yogur natural en casa (olla exprés, yogurtera, etc.), pero mi favorita es el deshidratador de alimentos.

¿Por qué me gusta tanto?

Porque puedo dejar mis yogures haciéndose mientras hago otras cosas. Este ecodoméstico apenas gasta luz (algo que se agradece y que fomenta la eficiencia energética).

Además, los deshidratadores me parecen la mar de útiles y versátiles:

  • Mantienen el sabor intenso de los alimentos y sus propiedades.
  • Sirven para hacer chips de fruta deshidratada.
  • Actúa como cámara de calor para fermentar masas dulces y saladas, por lo que también vale para preparar galletas saludables, masas de pizza o pan.

Todos los deshidratadores de Ecovidasolar están hechos con acero inoxidable, un material totalmente inocuo que permite elaborar tus recetas de forma saludable.

3 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad
Maria Angeles Ruiz Aguilera
2021-06-16 09:47:01

Hola SARA , un placer como siempre leerte , con es frescura y sencillez que tratas todos los temas , me encantas , enhorabuena por tu bloc , sabiduría y gracias por compartirla . Al lio, estoy muyyyyy interesada en como haces los yogures veganos y espero con impaciencia la publicación, mil gracias nuevamente.

Respondiendo a Maria Angeles Ruiz Aguilera
Sara Espinosa
2021-06-22 15:40:13

Tenemos la receta preparándola. Es bastante sencillito, espero pronto tenerla lista. Un saludo muy fuerte, me alegra que te guste el contenido. S

Concha
2021-06-17 11:15:08

Hola Sara Gracias por esta nueva y extensa información! Para mi el problema es encontrar leche fesca de cabra u oveja. En realidad la que venden me parece que está Pasteurizada. O tal vez lo está a bajas temperaturas como comentas. Como saberlo? Salvo esta duda la receta me parece perfecta, incluyendo variantes opcionales segun los gustos. Un saludo.

Respondiendo a Concha
Sara Espinosa
2021-10-28 16:10:55

Hola Concha, tu comentario se me quedó atrás y ahora lo leo. Te respondo, aunque espero que no sea demasiado tarde. Este es un problemilla que compartimos la mayoría de personas. La leche suele pasteurizarse, de hecho, está prohibida la venta de leche cruda desde los años ’90. Y esto ocurrió, según mi opinión por cuestiones meramente comerciales más que por seguridad alimentaria por presión de las grandes empresas productoras de leche que hizo desaparecer las costumbres del pastoreo y producción local. Poco a poco los pequeños oficios no tuvieron otra que desaparecer… Y la leche pasteurizada, que no tiene apenas vida, es segura para comercializarla y envasarla por mucho tiempo, algo que es perfecto para los grandes. Si no conoces a quien tenga rebaños cerca de ti la mejor opción de leche es la leche fresca que ha vuelto a venderse en cualquier supermercado en zonas refrigerada se ha vuelto a poner de moda y suele tener mejor calidad (y algo de vida todavía) que la leche UHT que viene envasada, calentada a mucha temperatura y sin apenas valor nutricional relativa. Cada vez más personas lo saben y como hay demanda podemos encontrarla a un precio bueno. Espero así haberte ayudado. ¡ A por esos yogures ricos, ricos ! Un abrazo desde Sevilla.

María
2021-10-25 18:24:33

Buenas tardes! Acabo de leer tu entrada, y quería comentarte que sí se puede hacer yogur a partir de bebidas vegetales, yo al menos he hecho montones de veces yogur a partir de leche de soja. Utilicé como fermento un yogur natural de la marca Larsa (que está buenísimo y se conoce que tiene una gran concentración de lactobacterias vivas, porque los yogures salen espectaculares) y el yogur quedaba espeso y cremoso sin necesidad de añadir nada para mejorar su textura. Los yogures de leche de vaca también quedan quedan genial, espesos y cremosos, con una textura similar a la del yogur griego sin tener que añadir nata, ni absolutamente nada más que la leche y el yogur. Lo que fermenta son los azúcares (la lactosa en el caso de la leche), no es necesario que haya ácido láctico para que se forme yogur. Estoy investigando ahora para hacer un procedimiento similar con la horchata, usando probióticos en lugar de yogur como fermento, y en esta búsqueda llegué a tu artículo. Pero analizando la composición de algunos probióticos me da la sensación de que el resultado no será tan bueno, porque de lactobacilos andan mucho más cortos que de otras bacterias que no fermentan la leche. Me encanta tu deshidratador. Muchas gracias y un saludo! María

Respondiendo a María
Sara Espinosa
2021-10-28 15:59:12

Hola María, gracias por compartir tanto en tu comentario. ¡Me encanta! Estás en lo cierto, cuantos más microorganismos (buenos) mejor. Más rico será el aporte y el resultado final tendrá una textura excelente. Lo mismo ocurre con la nata y el yogur, si son de pastoreo como de la marca que me comentas… al final todo suma. Pienso que la calidad del yogur madre es clave. El deshidratador Status es una maravilla, a nivel ya personal te cuento que hay montones de cosas para sacarle todo el partido, especialmente para «todos los culillos inquietos» que probamos cosas nuevas y diferentes y ricos alimentos lleno de vida. Un saludo bonita, cuídate mucho.