Cómo hacer tofu casero

Pero qué popular es el tofu. Ahora lo puedes encontrar en cualquier carta de restaurante con opción vegetariana. Tiene tantos fan como haters, así es nuestro querido tofu o lo aman o lo odian, no hay término medios para él. Incluso hay un gran sector de la sociedad que piensan con total firmeza que el tofu debe evitarse a toda costa porque afecta hormonalmente debido a que la soja, el ingrediente principal con el que se prepara, es un alimento OMG (organismo modificado genéticamente). Si eres vegano o vegetariano seguro que lo has comido regularmente. A todos los que creen esto, les animo a investigar en este tema y sacar sus propias conclusiones y que si estás por comprar o fabricarlo en casa, por favor, que compres soja ecológica certificada como libre de transgénicos, que es la que yo consumo.

Y aunque este post no va a tratar sobre los aspectos de la salud de la soja, era el momento para mencionarlo. Este post lo he creado para quienesté buscando una receta de tofu casero en condiciones y quien lo esté leyendo, además, se responda a la siguiente pregunta

¿Cómo puedo hacer que este pedazo de bloque blanquecino rectángulo realmente sepa bien?

A quien se come el tofu cortado en trozos en una ensalada o en cualquier tipo de plato vegetariano. Así tal cual, no me gusta ni a mi ni a mi familia. Si bien, hay algunas personas a las que les gusta el tofu en bruto, yo no soy una de ellas. El tofu, creo, que debe cocinarse hasta el punto de que quede rico aunque lo rebocemos y lo hagamos empanado, siempre lo podemos dejar macerando y combinarlo con diferentes especias. He estado mucho tiempo sin comer tofu hasta conseguir encontrar un buen sabor para poder degustarlo con alegría, así en plan directo, como que no me convence.

Luego lo probé en un restaurante y fue diferente. Estaba jodidamente bueno (perdón por la expresión, pero ya te imaginas lo bueno que me supo). ¡Qué golpe de realidad en mi propia cara! ¿Por qué era tan bueno este tofu? Comencé a investigar y buscar otras recetas y experimentando en la cocina, descubrí finalmente el secreto de cocinar el tofu. No es que sea ningún secreto, pero sí para los que empiezan a comer tofu.

 
Hay muchísimas variedades de tofu, al menos unas 9 diferentes.

Tipos de tofu

Por supuesto, no se puede escribir sobre cocinar con tofu sin hablar de los diferentes tipos de tofu que existen.

Se dividen en 2 grandes tipos: Momen dofu y el Kinu dofu. A partir de estas dos formas de preparar tofu se desarrollan diferentes técnicas de cocina en torno al tofu como el Atsuage (frito y grueso en cortes cuadrados), Aburaage (frito en aceite), Yudofu (parecido a atsuage, pero con la diferencia que va cocido en una sopa, tradicionalmente la sopa se hace con algas kombu y en las sopas de miso), también está la técnica Yuba o tofu piel (una técnica que me encanta que significa agua caliente y hoja, su proceso es hervir la leche de soja hasta que se van formando capas de tofu en forma de capitas en la sopa y las enrollan quedando de una forma muy bonita). Si conoces alguna técnica más o algouna curiosidad en sobre el tofu, por favor, me encantará saber más y que lo puedas dejar en comentarios.

MOMEN TOFU

Significa tofu de algodón o cotton tofu en japonés y puede que su nombre recuerde a la forma de hacer este tipo de tofu con los paños de algodón y seda con la que le daban forma y escurrían el suero. Es el tofu firme que todos solemos comer porque en su proceso de creación se prensa con un molde de tofu. Otra explicación a su nombre es por la textura que especialmente tiene este tipo de tofu, al ser la variedad más compacta y dura y es la que te recomiendo para usar habitualmente. Su sabor es más neutro y muchas veces se le añade sal al proceso para suavizar su insípido sabor.

KINU TOFU

Significa en japonés tofu de seda o silken tofu. Tiene un alto contenido de agua porque el tofu no se presiona entonces al paladar es mucho más suave y menos compacto que Momen tofu.Se suele usar en mucha repostería vegana como sustituto del huevo, para hacer salsas y en la sopa de miso. Tiene una textura parecida al flan y es muy suave al tacto. En cuanto a sabor, tiene muchos más matices A ESPECIAS que el momen tofu.

Tofu preparado listo para comprar

Puedes encontrar en muchos supermercados y tiendas especializadas, como en Ecovidasolar. Para todas las personas que no quieren mareos, puedes comprar tu propio tofu ecológico y envasado. Lo puedes encontrar solo, marinado con sabor o como parte del ingrediente principal en salchichas, fiambres, picada vegetal y hamburguesas. También puedes prepararlo tu mismo porque es muy sencillo y muy económico. Es rápido de hacer, no necesitarás más que un molde como el kit de tofu que tenemos para hacer todas las veces que quieras tofu fresco que apenas te llevan unos minutos tenerlo listo.

Receta de tofu casero

Esta receta la puedes hacer con el alga nigari o con un limón. Ambas opciones están bien. Puedes encontrar recetas de tofu casero en los que usan otros espesantes como el sulfato cálcico como espesante y gluconolactona. Pero que quieres que te diga, a mi con el alga ombu y el limón me han salido perfectos mis tofus, para qué meter otras cosillas menos naturales.

Prepara tu leche de soja

Es necesario que la leche de soja se realice de forma caliente, recuerda que la soja es una legumbre. No se puede hacer leche de soja como lo harías con las almendras remojadas previamente. Necesitarás remojarlas, sí. Además es necesario que llegues a cocinarlas por completo y alcanzar cierta temperatura para que podamos digerirla correctamente. Si no cuentas con una máquina de leche vegetal te recomiendo coger una olla, llenarla de agua y poner a cocinar esta legumbre. Una vez cocinada, debes batir en tu batidora la legumbre con el agua y que quede una especie de leche.Y luego colar.

 

Leche de soja a golpe de botón hecha con MioMat

Como yo preparo de forma fácil la leche de soja es con la máquina de hacer leche vegetal MioMat que ya cuenta, entre otros programas, con un programa especial para hacer leche de soja, es automático y completamente limpio. Cocina la legumbre a la temperatura exacta hasta que quede bien cocinada y tritura para que en 25 minutos lo tengamos todo terminado a golpe de botón con este fantástico programa pensado para ayudarnos a hacer tofu de una forma más rápida y limpia.

Cuela tu leche de soja

Vas a necesitar colar la leche de soja y para esto te puedes ayudar de un colador fino de acero inoxidable o de un trapo de algodón orgánico.

 

La máquina de MioMat ya cuenta con colador de tela orgánico que hace fácil esta tarea. En este paso vamos a separar el okara, que no es más que la pulpa de las habas de soja de la leche de soja que hemos hecho con ellas. Luego, vas a tener que colocar esta leche de soja en una olla y volver a calentarla hasta antes de llegar al punto de ebullición.

Colando la leche de soja

Nigari y limón para cuajar tu  tofu

Una cosa o la otra, no me vayas a usar los dos. Que también lo puedes usar , pero no es necesario.

 

Si eliges usar el alga nigari vas a necesitar solamente 4-5 g en 125 ml de agua removido previamente para incorporarlo a la leche caliente, debe estar entre 80-70º C. Con MioMat vas a tener esta temperatura cuando finalice el programa de leche de soja y una vez que lo hayas colado se mantendrá a buena temperatura para echar el espesante. Remueve lentamente con una espátula y deja reposar hasta que todo enfríe un poco. El proceso con el limón es exactamente igual. Echa un buen chorrazo de limón, le leche de soja se empezará a cortar.

Yo usé limón para cortar la leche de soja. Se van formando gránulos de soja.

Por un lado te va a quedar el okara que es la pulpa de tu leche vegetal de soja y por otra la leche que vas a cortar

Aquí ves abajo el okara y arriba en el bowl vesla leche de soja que está ya cortada con limón.

Cuela tu suero

Es el momento de empezar a ver el proceso creativo del tofu en sí mismo.

 

Vas a necesitar de nuevo colar lo que tenías en la olla, es necesario que utilices un paño de algodón orgánico o un pañuelo de algodón muy fino que no tenga colores y que sea lo más natural posible. Es necesario colar tus coágulos de tofu del suero. Vas a necesitar también un molde que te permita escurrir todo el suero y que dentro del pañuelo solamente quede el tofu ya con forma adecuada. El kit de tofu que uso es de madera y tiene una especie de peso que se coloca encima para prensar y que todo el suero salga. También trae incluido un paño de algodón especial para escurrir el suero. A mi me resulta muy cómodo hacer tfu cuando tienes este kit. El suero lo puedes guardar para usar en otras recetas, ya que, tiene nutrientes. Por ejemplo para hacer bizcochos o galletas te puede venir muy bien.

 
Una vez la leche de soja esté bien cortada lo que vamos a hacer es colarla y dar forma al tofu. Es necesario que se libere todo el suero posible.

Deja reposar tu tofu

Deja en el molde tu tofu con la prensa encima para que termine eliminando el máximo suero posible. Puede que necesites en este paso unas 12 a 24 horas de reposo. Revisa que tenga la consistencia que quieres que tenga y una vez que esté formadito enjuaga bajo el grifo para para neutralizar el sabor del tofu, no es necesario pero yo lo hago y me gusta más así, puede que también te guste a ti. Es cuestión de probar.

Tofu recién formado

Cantidades de tofu por leche de soja

Para que te hagas una idea y hagas bien los cálculos de la cantidad que resulta de hacer tofu a partir de leche vegetal casera con soja vas a estar necesitando 1,3 litros de leche de soja casera para obtener como resultado 180 g de tofu.

Tofu ya formado y terminado listo para consumir o cocinar.

Consigue que tu tofu tenga más sabor

Cuando eches el nigari o el limón puedes saborizar e incorporar algunas especias como curry, pimentón, orégano, pimienta y sal. A mi me gusta más marinarlo envasando al vacío con una máquina envasadora porque de esta manera coge muchísimo mejor el sabor y queda mucho más jugosito, pongo mi tofu dentro y luego añado aove, especias según mi gusto y ese momento y finalmente envaso al vacío. El tiempo de marinado puede durarte un ahora si quieres usarlo inmediatamente.

Cómo conservar tu tofu casero en la nevera

El tofu se conserva bastante bien refrigerado en la nevera, es necesario que le vayas enjuagando cada día el suero que posiblemente pueda soltar. Con solamente enjuagarlo bajo el grifo será suficiente. Deberías consumirlo en un tiempo de 8 a 10 días después de hacerlo si lo conservas en un tupper normal.

 

Si lo conservas en un envase al vacío puedes alargar el tiempo de conservación por más tiempo hasta el doble de tiempo. Y si lo envasas realmente puedeshacer uso de tu tofu hasta varios meses después sin problema.

8 comentarios en “Cómo hacer tofu casero”

  1. Lo he hecho con MioMat y ayuda mucho en el proceso. El libro de recetas me ha encantado. Os seguiré leyendo y comprando. Un abrazo fuerte amigos desde Ibiza.

    1. Ay Tamara, pero qué alegría me das que te hayas animado a hacer tofu casero, no tiene mucha historia como ves y Miomat ya sabes que simplifica la tarea y el tiempo. Un abrazo te mando desde Sevilla para ti. Sara.

  2. Me has aclarado las dudas con el tema de la soja. Soja sí pero no transgenica y que venga de cultivo eco. Así haré. He investigado y es así. Les sigo leyendo. Hoy me animé a comentar. Marta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba