El kéfir de leche: ¿una moda nueva, una receta antigua o un yogur de siempre? No me lo guardo más. Aquí lo tienes todo.

Sara Espinosa
Sara Espinosa | Líder en Ecovidasolar
27/07/2020 | Actualizado: 17/11/2021 27/07/2020
5 | 2 2 valoraciones
253
El kéfir de leche: ¿una moda nueva, una receta antigua o un yogur de siempre? No me lo guardo más. Aquí lo tienes todo.
Compartir:

¿Sabías que los humanos no podemos crear de cero los nódulos del kéfir?

La única forma de que el kéfir sea kéfir «de verdad» es poner a fermentar sus nódulos originales, alimentándolos con tiempo, leche y temperatura.

Hablando claro: no podemos meternos en un laboratorio a juntar bacterias y hongos y crear kéfir de leche de la nada.

O usas los nódulos originales en tu casa, o lo que consumes no es auténtico kéfir.

En casa nos encanta el kéfir de leche casero por su sabor, su infinitas recetas posibles (muchas más que con el kéfir de agua) y su superpoder probiótico.

Hoy vengo dispuestísima a contártelo para que tú también lo pruebes y te decidas a cultivar tus propios nódulos.

Tras acabar este artículo sabrás más sobre esta bebida kefirada láctea, y lo mejor: tendrás a mano todo lo necesario para empezar a cultivar tus propios nódulos.

¡Vamos, vamos!

Qué es el kéfir de leche y de qué está hecho

El kéfir de leche, como te contaba cuando hablé sobre su primo el kéfir de agua, es un fermento que se produce cuando las bacterias de la leche y las de sus nódulos gelatinosos se asocian entre sí.

Estos nódulos están hechos de proteínas, polisacáridos y una mezcla de varios tipos de microorganismos, tales como levaduras y bacterias formadoras de ácido láctico.

Al fermentar con la leche forman una nueva composición química, con propiedades que nos tienen enamorados a muchos de quienes apostamos por una vida más sana, natural y saludable.

El mundo de la fermentación da para mucho, pero el kéfir de leche se descubrió como otros infinitos avances de la historia: mediante la observación casual y espontánea de un hecho.

Te cuento. ? 

Cuál es el origen del kéfir de leche en realidad

La costumbre humana de conservar la leche de las ubres de los animales en vasijas no tiene precedentes en la naturaleza.

Y fueron los pastores de la zona caucásica (entre Europa del Este y Asia Occidental) quienes se dieron cuenta de que, en el interior de las odres de piel de cabra donde conservaban su kumis, quedaba pegado algo más esponjoso.

Al añadirle leche a esos gránulos gelatinosos y dejarlos reposar, nacía otra bebida láctea distinta.

¿Adivinas cuál?

Exacto: el kéfir de leche.

Nódulos de leche en su máximo potencial.

Pero no eran los caucásicos los únicos que descubrían la magia de la fermentación láctea.

En el oeste de Kenia, la fermentación en calabaza es —o era hasta hace unos años— parte de la tradición alimentaria indígena.

Y no hace falta irse al quinto pino para darse cuenta de que la fermentación de la leche siempre ha estado presente en la gastronomía y la alimentación de todo el mundo con el queso y sus infinitas variedades.

Ahora, veamos las propiedades del kéfir de leche.

Cuáles son las propiedades del kéfir de leche que me tienen enganchada

El kéfir de leche está cargadito de microorganismos vivos que ayudan a las defensas naturales del cuerpo.

Como ya te contaba en este artículo sobre cómo fortalecer el sistema inmune, los alimentos con microorganismos vivos —conocidos como probióticos—, son un estupendo refuerzo para la microbiota.

Esta microbiota o flora intestinal es una «jefa» interna del organismo, que regula y decide con qué nos quedamos (porque nos beneficia), o qué desechamos (porque nos perjudica).

Los beneficios del kéfir de leche son bastantes, pero aquí te voy a resumir los más importantes.

Toma nota. ?

#1 Ayuda a la digestión

Las bacterias buenas que el kéfir incorpora a tu intestino son una fuerza extra para que tu sistema digestivo haga su trabajo.

#2 Fortalece tu sistema inmunológico

Lo que te contaba antes: la microbiota recibe un chute de alimento  para que tu sistema inmune te defienda mejor desde dentro.

#3 Beneficia a tu sistema nervioso

El kéfir es rico en vitamina B.

Y toda la ristra de vitaminas B (B1, B2, B3, B4… ) trabaja precisamente para que tu sistema nervioso mantenga tus funciones vitales en perfectas condiciones.

#4 Ayuda a tu metabolismo

La vitamina B también ayuda al sistema endocrino a aprovechar el valor de los hidratos de carbono y a que produzcas la bendita dopamina que necesitas para sentirte bien. 

#5 Reduce la presión arterial

Varios estudios realizados en EEUU parecen enlazar al cerebro con la microbiota para regular los niveles de la presión en la sangre de forma orgánica.

#6 Te libra del hongo cándida

Sí, despídete de ese famoso hongo que tan molesto es cuando lo tienes.

Por otra parte, el kéfir es utilizado para prevenir y tratar el cáncer.
Y si eres intolerante a la lactosa también puedes tomarlo sin problemas y disfrutar del sabor lácteo que tanto te gusta.

Cómo hacer kéfir de leche en casa sin apuros

¿Qué? ¿Ya te has decidido a empezar con tu propio fermento? ?

Si ya tienes tus nódulos de kéfir de leche, no esperes más, y ¡tira millas!

Pero si no tienes y lo quieres tener ya en casa para empezar cuanto antes, los encuentras aquí mismo.

Una vez que los tengas, tan solo tienes que introducir 60 gramos (o una cucharada sopera) de kéfir de leche por cada litro de leche —preferiblemente fresca, y de animales criados en libertad, mejor— en un tarro de vidrio de boca ancha y taparlo con un paño.

Deja reposar a temperatura ambiente unas 24 horas, lejos de la luz solar, muévelo de vez en cuando, ¡y listo! 

Ahora, a colar, para consumir y reanudar el cultivo.

Queso kéfir: qué es eso y cómo se hace

Con la temperatura, el kéfir se reproduce rapidísimo.

Cuando tienes muchos nódulos, puedes aprovechar para dejarlo reposar más tiempo, y preparar un delicioso queso de kéfir. Kefirko cheese maker te lo pone muy fácil.

Incluso puedes hacer queso de untar casero con condimentos que te gusten: pimentón, pimienta, orégano, sal…

El sabor del queso de kéfir me recuerda al queso untable tan famoso. También lo puedes dejar curar un tiempo.

Si lo curas un poco más, te saldrá un rico queso fresco. 

Esta faceta del kéfir de leche me encanta, porque, sin esforzarme, obtengo un queso sano, que sale automático y que se fabrica prácticamente solo.

Sirve para ensaladas, tostadas, meriendas, postres… ¡De lujo, vamos!

Si ya vas en plan familiar o tus nódulos son infinitos… aquí te dejo la versión grandecita de Kefirko para que cada cultivo te cunda el doble.

¿Qué recetas con kéfir puedes elaborar?

Infinitas.

Puedes usar el kéfir de leche en recetas como bizcochos —sustituyendo al yogur—, desayunos o postres, o para combinarla con frutas y comértelo tal cual.

Y bueno, si hablamos de salsas, smoothies, helados, pannacotta, o requesón… ¿qué me dices?

A mí se me abre el apetito solo de escribírtelo. ?

Para preparar pasteles, tartas y demás delicias, te dejo estos cuencos de vidrio de borosilicato que me encantan.

Y si quieres algunas recetas más con kéfir, ya sabes: pide, pide por esa boquita en comentarios y te cuento secretillos que tengo por aquí. ?

Cómo cuidar tu kéfir de leche para que no se te muera con el tiempo

Conservar el kéfir de leche es sencillo.

Basta con que lo dejes en la nevera con un poco de leche y lo alimentes cada 2-3 días, tapado.

Mi Kéfir de leche preparado para muchas recetas. Lo suelo usar en bizcochos.

Puedes conservar tu kéfir de leche también en vidrio de borosilicato, con recipientes tipo bowl como este, ideal también para desayunos, granolas y meriendas.

¿Qué me dices?

¿Te sumas al club del kéfir de leche? ?

2 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad
Patty
2021-03-16 19:20:19

bellissimo, gracias por tu aporte y experiencia, muchas gracias <3 ?

Respondiendo a Patty
Sara Espinosa
2021-03-24 08:59:13

Gracias Patty, me alegra que te guste este artículo. Está hecho con cariño y para que cualquier persona pueda iniciarse en el mundo de esta bebida fermentada. Un saludo.

Ademar
2021-08-21 18:53:57

Excelente artículo!!, gracias por compartirlo. Un saludo desde Perú

Respondiendo a Ademar
Sara Espinosa
2021-09-04 11:30:06

Genial que te guste Ademar. Saludos desde Sevilla, Andalucía, España.