Guía Ecovidasolar: utensilios para fermentar y preparar alimentos en casa con toda tranquilidad

Sara Espinosa
Sara Espinosa | Líder en Ecovidasolar
10/11/2020 | Actualizado: 10/11/2020 10/11/2020
0 | 0 0 valoraciones
59
Guía Ecovidasolar: utensilios para fermentar y preparar alimentos en casa con toda tranquilidad
Compartir:

Si estás aquí es porque te pica el gusanillo de la fermentación.

Y no me extraña nada, porque es fascinante todo lo que puede suceder dejando a la naturaleza hacer su trabajo.

Sin embargo, puede que te frene la inseguridad o las dudas.

¿Estaré utilizando un recipiente adecuado?

¿Será así el proceso correcto?

¿Y si se me echa a perder el fermento porque le da aire, le entra polvo o entra en contacto con algún material tóxico?

No hay problema

Aquí Sara al rescate.

En este artículo te cuento todas las opciones que tenemos en Ecovidasolar, para que tus fermentos salgan perfectos, no te hagas lío en la cocina y, sobre todo: que fermentes con toda la tranquilidad de que las condiciones necesarias para que todo marche están más que cubiertas.

¡Vamos, vamos!

Los utensilios más básicos para fermentar bebidas y vegetales

Para fermentar bebidas, te vale con un tarro de vidrio, un colador no metálico y un paño de algodón; y para fermentar verduras, además, con un cuchillo, un peso para aplastar la verdura y una tabla de madera para cortar.

Sin embargo, en este artículo te facilito productos que nosotros tenemos en la tienda para que el proceso sea más cómodo, manejable y sencillo, sobre todo si quieres fermentar en grandes cantidades o porque un tarro normal, por ejemplo, se te queda pequeño.

También te doy algunos trucos para que sea más seguro.

Ahora sí, entremos en faena.

Las herramientas más cómodas para fermentar bebidas

Una de los primeros fermentos por lo que se suele empezar es con el kéfir de agua y el kéfir de leche, por la sencillez de su preparación.

La fermentación del kéfir de agua es alcohólica, y la del kéfir de leche, láctica. 

Con un Kefirko como los que encuentras aquí tienes para los dos tipos, ahorrándote los coladores de plástico.

Además puedes hacerte con una tapadera específica para la segunda fermentación, para retirar los gránulos de tibicos sin que la presión intervenga en tu tarro.

Y si quieres preparar bebidas fermentadas más a lo grande, como el té de Kombucha, te recomiendo que le pases un ojo al recipiente de vidrio de 5 litros, de Mortier Pilon, que incluye el filtro redondo, igual que su forma, ideal para el SCOBY.

Kombucha fermentando en su recipiente de vidrio Mortier Pilon.

Si tu opción es la de fermentar vegetales, como los pickles o pepinillos en vinagre, zanahorias agridulces, nabos encurtidos o el chucrut o kimchi, sin duda el tarro Mortier Pilon te va a venir de perlas, con su disco de cerámica para que la salmuera se mantenga en su sitio y los alimentos no entren en contacto con ningún material.

Lo bueno de contar con utensilios para hacer fermentos es que se adaptan a nuestro día a día, facilitando la limpieza y la conservación de los cultivos con métodos que las marcas se curran bastante.

El corte perfecto para tus alimentos fermentados

Si tus fermentos ya van aumentando de peso o volumen, tienes alternativas para tardar menos a la hora de cortar los vegetales.

Te cuento.

Cortar, pelar y rallar

Las mandolinas son geniales para cortar, hilar y rallar verduras y frutas. Todo con trozos chiquititos fermenta genial, y la textura es deliciosa.

Diferentes verduras cortadas rápidamente con mandolina y rallador.
Conseguimos unos cortes perfectos para los fermentos.

También puedo recomendarte los peladores y los cortadores, ideales para delegar tareas —y responsabilidades, claro— a los más jóvenes de la casa sin correr riesgos.

De hecho, ¿habías pensado en involucrar a tus hijos en el proceso de fermentación para que aprendan de esta pequeña gran maravilla natural?

Este es el pelador 6 en 1 de Börner que tanto juego nos da en la cocina, conseguimos quitar la piel a ras de los alimentos ; también tenemos el pelador de Status.

A Lucía ya le pica la curiosidad de verme, y va cogiendo maneras de cocinera; me saca unos pasteles del horno que no veas, así que en nada la veo liada con los ralladores para repostería y frutas.

Pero bueno, volvamos al tema, que te quiero hacer un inciso sobre los peladores.

Tenemos muchos peladores en el catálogo para fermentar, pero, para mí, el mejor pelador de Ecovidasolar es el Börner, el 6 en 1. 

Corta de todo: verduras, hortalizas, frutas… y hasta la cáscara de piña o el jengibre. Es económico, muy útil y versátil, así que es una buena apuesta también.

Por último, el cortador que hará chiribitas los ojos de tus hijos es el cortador mágico de las espirales.

Convierte calabacines en espaguetis; con eso te lo digo todo.

Es más fácil comer las verduras crudas cuando tienen un corte perfecto.
Sugerencia de cortes que se consiguen con un cortador de espiral.

Ideal para comida cruda (o raw food), también te encantará para disparar la imaginación de los peques con patatas, zanahorias, cebollas o remolachas.

¿Manos a la obra?

Procesar, picar y mezclar

Otra buena opción para fermentar es picar, cortar y mezclar los alimentos antes de machacarlos para que suelten todo su jugo en la salmuera.

Para que tus peques también puedan meter mano en el tema sin peligro tienes la multichopper —o procesadora de alimentos, hablando en español— de Unold.

Esta procesadora es una fenómeno para un montón de cosas; va estupenda para que tus salsas queden más ligadas, tus hierbas aromáticas se integren mejor en tus aliños, o para que tus frutos secos resulten en cremas y patés riquísimos y muy nutritivos.

Multi-chopper de Unold. Procesa, pica, emulsiona y corta todo tipo de vegetales.

¿Y para los alimentos fermentados?

Te la recomiendo para dejar volar tu imaginación con las verduras o vegetales que se te ocurran, añadiendo hierbas picantitas o sabores nuevos.

Y todo, a golpe de botón.

¿Quién da más?

Más materiales y otras herramientas para manejar fermentos 

Por último, te hago un repaso sobre materiales o utensilios de cocina que te vendrán bien para cualquier momento, no solo para fermentar.

En primer lugar, tienes nuestra tabla de bambú, 100% natural y atóxica.

Es muy duradera por la propia naturaleza del material, reversible para utilizar por ambos lados, y ligera para manejar con facilidad.

¿Lo que más me gusta?

Dos cosas:

La primera, lo resistente que es. Utilices el cuchillo que utilices, te servirá durante años sin estropearse. Y lo mismo te digo para machacar las verduras cortadas antes de meterlas en el tarro.

La segunda es que no tiene porosidad, por lo que evitas la aparición de honguitos por la humedad después de lavarla.

Puedes verla mejor aquí.

Para terminar, el cepillo de fibra de coco, libre de tóxicos y de origen japonés, está recomendado para la limpieza de la piel y cáscara de los alimentos que nos comeremos crudos y no vamos a pelar.

Mi cepillo de coco para las verduras y mi mandolina V6 que me acompañan desde hace más de 5 años.

Así que para la cocina raw es un gran aliado, porque elimina cualquier resto químico o físico que quede en la piel de la verdura, hortaliza o fruta con total tranquilidad y sin utilizar materiales agresivos.

Como curiosidad, su nombre es de origen japonés: Kamenoko-Tawashi. Tawashi significa cepillo, y Kamenoko, tortuga, por la forma que tiene parecida a este animal.

Y ahora, ¿por dónde empiezas?

Tanto si ya tienes experiencia en fermentos como si no, me encantará saber si has probado alguno de estos utensilios para fermentar.

O si quizá te gustaría empezar y lo estás pensando, también.

Estoy aquí para cualquier duda que tengas. ?

Sara.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad