Entrevista a Sara de Kokoro Tailerra

Sara Espinosa
Sara Espinosa | Líder en Ecovidasolar
08/02/2021 | Actualizado: 09/11/2021 08/02/2021
0 | 0 0 valoraciones
31
Entrevista a Sara de Kokoro Tailerra
Compartir:

Parece que lo bueno se hace esperar. Tenía guardada con mucho cariño esta preciosa entrevista con Sara de Kokoro Tailerra, consultora KonMari certificada y una gran amiga virtual.

Esta entrevista escrita surgió a raíz del confinamiento de 2020 y de un par de directos que hicimos juntas por Instagram. Disfruté mucho conversando con Sara y aprendí también muchísimo.

Todo lo que Sara comparte lo hace desde el cariño y con la delicadeza de comprender que las cosas que tenemos en casa tienen una emoción escondida que conecta internamente con cada persona. Es una información escondida que la hacemos más consciente para tener el poder de elegir mejor. Esta metodología tiene como fin encontrarnos felices con la persona que somos creando espacios seguros y confortables con todo lo que nos rodea.

Estoy muy feliz de haberla conocido virtualmente. Es esa clase de persona que te deja fascinada, que te engancha y que te contagia de su pasión por hacer que las personas crean el espacio que les hace felices.

Sara nos invita a dar una vuelta a nuestra casa para conectar con nuestra esencia, conseguir reconquistar nuestro espacio personal, simplificar nuestra vida y ser conscientes de verdad importa a través de sus conocimientos con el método KonMari.

En esta entrevista nos revela en qué consiste su programa ESENTZIA y algunas claves para simplificar nuestra vida dentro de nuestro hogar.

Seguro que te cambia el concepto por completo de que el método es más que doblar bien calcetines.

Empezamos con la entrevista a Sara de Kokoro Tailerra

¿Por qué Kokoro Tailerra, qué hay detrás de estas dos palabra?

En euskara hay juego de palabras “izena eta izana” (nombre y ser) que puede significar, entre otras interpretaciones, que el nombre determinar quién/qué eres. Por ello, para mí era muy importante encontrar un nombre adecuado para mi proyecto. La verdad es que no ha sido un proceso fácil, de echo, creo que todavía estoy en esa búsqueda.

En todo caso, casi por casualidad encontré dos palabras, una en japonés y otra en euskara, con las que conecto mucho y describen la esencia de mi propuesta.

Kokoro (japonés) significa corazón pero en un sentido más amplio que la traducción en castellano. Puede significar también alma, espíritu, mente, emoción, vitalidad, sentimiento… Dependiendo del contexto puede entenderse como la unión entre la mente, la emoción y el espíritu o como entregarte a algo en cuerpo y alma.

Tailerra (euskara), por otro lado, significa taller. Para mí, el taller está unido a la idea de un espacio cerrado, un espacio protegido. Supongo que por mi historia personal, considero muy importante crear espacios libres de comparaciones y juicios, donde cada persona pueda desarrollarse y ser tal y como es.

Por lo tanto, este juego de palabras “Kokoro Tailerra” une la idea de dedicarte a lo que sea con pasión y a la vez crear ambientes seguros donde cada persona pueda ser ella misma. Ella misma entre los demás.

¿Qué significa para ti el método KonMari y qué nos puede aportar a nuestra vida?

Creo que bajo su apariencia superficial, el Método KonMari es una propuesta profunda y con un gran poder de transformación. La definición corta es que es una manera de ordenar la casa o tu espacio personal. Pero creo que la realidad va un paso más allá, ya que este método te invita a revisar cada una de tus pertenencias y elegir en base a lo que te llena, te aporta o suma en tu vida. Por lo tanto, también es una manera de autoconocerte.

Al fin y al cabo, es un camino que haces desde fuera hacia dentro, y viceversa. Cuando revisas, seleccionas y ordenas lo que hay en el exterior, inevitablemente también estás reubicando emociones, creencias y vivencias de tu interior. Al mismo tiempo, cuanto más te conoces, los diferentes ámbitos de tu vida estarán más alineados con tu esencia.

Muchas personas cuando nos hablan del método KonMari nos viene a la mente esa imagen de «ordenar calcetines y colocar la ropa en el armario para tener más espacio». ¿Qué nos dirías?

Sí, a veces me sorprende como muchas personas cuando les hablas de este método sólo conocen el sistema vertical, es decir, la manera que propone Marie Kondo para ordenar las cosas. Esto está genial, ya que como poco, esas personas habrán descubierto una manera de recoger la ropa que les ayudará a ganar espacio en su armario, tenerlo todo a la vista y cuidar su ropa.

No obstante, como mencionaba previamente, el Método KonMari va más allá, ya que no se trata simplemente de ordenar tu ropa de cierta manera sino de revisar, seleccionar y ordenar todo lo que tienes. Y, además, no de cualquier manera, sino eligiendo desde la felicidad.

¿Cuáles son los principios del método y las categorías que abarca? ¿Cuánto tiempo dura el proceso?

Resumiendo mucho diría que los principios fundamenteales son 4 (aunque hay otros importantes también):

Ordenar por categorías en vez de por habitaciones.

Este es quizá el cambio más destacable frente a otros métodos. Tradicionalmente se ha ordenado por habitaciones, pero de este modo, para cuando terminas una zona la otra ya vuelve a estar desordenada. Sin embargo, ordenando por categorías puedes saber exactamente qué tienes y cuánto de cada objeto. Trabajando de este modo podrás empezar y terminar de ordenar toda la casa, y sabrás qué tienes y dónde está ubicada cada pertenencia.

Las categorías son cinco: ropa, libros, papeles, komono o miscelanea (todo lo que no entra en las demás categorías) y objetos sentimentales.

Aquí puedes profundizar más sobre las categorías y su importancia:

Primero selecciona y luego ordena.

Es decir, primero vas a revisar cada uno de los objetos que entraría dentro de una categoría. Es importante respetar el orden de las categorías que he mencionado arriba, ya están ordenados desde lo más fácil a lo más difícil. Una vez que hayas realizado la selección es cuando vas a buscar un sitio para cada objeto. Si respetas esta premisa, trabajarás con más foco (sin dispersarte), rapidez y sentido.

Elige lo que te hace feliz.

Este es quizá el principio más difícil de explicar. Estamos habituadas a elegir desde la razón, la mente o la practicidad. Sin embargo, te invito a que escuches a tu corazón. ¿Qué sientes cuando tocas ese objeto? ¿Qué emociones se mueven dentro de ti? ¿Cómo reacciona tu cuerpo? Escúchate sin juzgarte, sinceramente ¿realmente te hace feliz eso que tienes entre las manos? Creo que nuestra mente continuamente nos pone “trampas” y nos cuenta historias sobre cómo debemos ser, qué tenemos que hacer o tener etc. Pero tus pensamientos no siempre están alineados con tu esencia, con lo que realmente eres, quieres o necesitas. Te invito a que hagas la prueba.

Encuentra una ubicación para cada objeto.

Una vez que hayas seleccionado todos los objetos tendrías que buscar una ubicación (un hogar) para cada objeto. Si todas tus pertenencias tienen un lugar preciso, tu única labor será devolverlos a su sitio cuando termines de utilizarlo. Este principio es lo que hace que una casa se vea ordenada o continuamente desordenada.

En este artículo explico el proceso KonMari paso a paso: https://kokorotailerra.com/claves-del-metodo-konmari-para-que-puedas-realizar-tu-proceso/

Respecto al tiempo que se tarda en realizar el proceso, en líneas generales, haciéndolo por tu cuenta se puede tardar entre 6 meses y 1 año. Esto sería un proceso relativamente rápido. Sin embargo, si lo haces acompañada por una profesional el tiempo se reduce considerablemente. Con mis clientas he realizado procesos completos que han durado entre 2-3 meses.

En todo caso, para mí es muy importante respetar el ritmo y las necesidades de mis clientas. Por lo tanto, el proceso se adecua totalmente al ritmo que marcan ellas. Sin embargo, creo que es muy importante mantener un ritmo de trabajo regular, y realizar el proceso de golpe, sin alargarlo demasiado en el tiempo (sin estrés ni prisas, por supuesto).

Pienso que alguien te abra las puertas de su casa para mejorar su vida es algo muy íntimo que debe tratarse con mucho cariño y delicadeza. ¿Cuáles son las creencias limitantes con las que te sueles encontrar más a menudo?

Si, efectivamente, me siento realmente honrada y agradecida de que haya personas que confíen en mí para ayudarles a ordenar su casa. Al fin y al cabo, me están dejando entrar hasta los rincones más íntimos de su hogar. Por ello, uno de los puntos más importantes en mi formación y cuando asisto los procesos de mis clientas, es cuidar mi comunicación, mi mirada, mis acciones etc. para que no haya ningún juicio o comparación. Para mí es imprescindible crear espacios protegidos.

En cuanto a las creencias limitantes… ¡hay muchísimas! ^_^. Quizás las más difíciles de gestionar sean las creencias relacionadas con los vínculos hacia otras personas, por ejemplo, “no puedo deshacerme de x objeto porque perteneció a…”, “esto es un regalo que me hizo mi…”, “esto me recuerda a x persona… y por eso me cuesta dejarlo ir” etc.

En este artículo hablo un poco más sobre algunos de las creencias limitantes y miedos que solemos tener durante el proceso.

Por ello, es tan importante poner el foco en lo que te hace feliz, en vez de en cuestiones más prácticas como el uso, el precio o la cantidad. ¿De que te sirve tener un jersey de cashmere puro regalado por tu madre si cada vez que te lo pones te sientes triste, incomoda, fuera de ti?

¿Piensas que el orden y la salud están relacionadas?

Sí, completamente, aunque el que seas ordenada no implica necesariamente que tengas hábitos saludables. Quiero decir que, de nada te sirve tener la cocina completamente ordenada si sigues comprado toda la comida ultra-procesada y nociva para tu salud. El orden ayuda pero no hace milagros, depende de tu voluntad.

Sin embargo, creo que sí puedo afirmar que el que tengas la cocina ordenada puede facilitarte el que incorpores o mantengas hábitos saludables. Así como una cocina sucia y desordenada incita a descuido o a consumir más fuera de casa, una cocina ordenada invita a cocinar y a cuidarte. Así mismo, cocinar para ti y los tuyos y cuidarte, seguramente implica elegir productos de calidad, cocinar comida nutritiva, encontrar recetas sabrosas y saludables etc.

Tal y como yo lo veo, es como una cadena de influencias positivas.

Más allá del minimalismo. ¿Cómo nos puede ayudar el método a ser más sostenibles en nuestro hogar y la forma de relacionarnos con el planeta?

Lo primero aclarar que el Método KonMari no es un método minimalista. No se valoran las pertenencias a nivel cuantitativo sino cualitativo. Dicho esto, creo que el Método KonMari es super esclarecedor. Quizá no sea la expresión más adecuada, pero es como una bofetada en la cara. Tanto en mi proceso personal como cuando he acompañado a clientas, he visto que incluso las personas con más conciencia sobre la sostenibilidad tenían más de lo que necesitaban. Pensamos que el problema del consumismo es solo de un tipo de personas, que las que tenemos más conciencia, buscamos una vida más “alternativa” no caemos en ello, y sin embargo, es al contrario.

Creo que es super interesante hacer este proceso, porque cuando juntas todas tus pertenencias por categorías y las revisas una por una, no hay manera de que sigas engañándote, ya no hay excusas que valgan. Vas a ver todo lo que te llena, pero también lo que te sobra, lo que has acumulado durante los años, lo que has guardado sin sentido, e incluso, has descuidado. Vas a recibir, sin duda, una gran dosis de realidad y humildad.

Deshacerte de todo ello es transformador a la vez que impactante. Este acto puede ser doloroso pero creo que ayuda a tener una conciencia más profunda sobre qué consumes, cómo consumes y que consecuencias tienen esas compras en tu vida y en el mundo.

Por dónde empezarías a organizar la cocina y la despensa para tenerla ordenada. ¿Qué piensas de las compras mensuales de comida? ¿Algún consejo?

Antes de empezar a ordenar la cocina, sin duda, te aconsejo que hagas primero las categorías previas (ropa, libros y papeles) porque ello te ayudará a saber lo que quieres y necesitas, y deshacerte de lo que te sobra con más facilidad.

Por lo demás, el proceso es parecido a cuando revisas la ropa. En este caso, dividiría lo que tienes en cocina en subcategorías más pequeñas tipo: menaje, utensilios de cocina (cazuelas y sartenes), otros utensilios (espiriladores, mandolina…), aparatos electrónicos (batidora, extractor de zumo…), envases (botes, tuppers…), comida fresca, comida seca, conservas etc. Divide las subcategorías por el tipo de objeto o material.

Una vez hecha la división, empieza a revisar cada subcategoría desde lo que se te haga más fácil (yo suelo empezar con el menaje y dejo la comida para el final). A la hora de revisar esta categoría no es sólo cuestión de felicidad sino también el uso o cómo están los productos. Por ejemplo, lo que esté caducado o en mal estado, en principio, queda automáticamente descartado (habría que ver cada caso, de todos modos).

Finalmente, tendrías que buscar una ubicación para cada objeto. Mi consejo es que guardes los objetos o productos de la misma subcategoría juntas o cerca. Además, intentaría colocar lo máximo posible dentro de cajones para que las encimeras queden despejadas y sea fácil cocinar y limpiar.

En cuanto a la compra, creo que no es tan importante si compras al día o al mes, sino saber en todo momento, lo que tienes en casa para poder realizar una compra acorde a tus necesidades, sin caer en excesos. Cuanto más planificado lo tengas (listas de compra, menus, batchcooking etc.) más sencillo será.

¿Cómo nos recomiendas descartar las cosas que «nos sobran» de nuestra vida cuando nos comprometemos con el método?

Practicando el agradecimiento. A menudo, a pesar de que haya algunos objetos no nos aportan demasiado, de una forma u otra nos sentimos vinculadas a ellos. El agradecimiento ayuda al desapego. Rs decirle al objeto que reconoces la función que ha cumplido para ti, que reconoces el valor que tiene y, precisamente por ello, lo vas a soltar para que sea disfrutado de otra manera o por otra persona.

Mediante el agradecimiento estás dando valor a tus pertenencias y vas a conectar con la abundancia. Durante el proceso, recomiendo que digas una frase de agradecimiento cada vez que dejes ir un objeto. Así, continuamente estarás enviando el mensaje de que valoras la vida y, al mismo tiempo, reconoces tu capacidad de generar abundancia y refuerzas la confianza en ti misma.

¿Qué diferencias de valor dirías que existen entre realizar el método por tu cuenta a diferencia de cuando lo hacemos acompañada por un buen profesional que esté certificado como tú?

Igual que en cualquier proceso de crecimiento personal, sin duda, hacer el proceso acompañada por una profesional permite que trabajo sea más ligero y profundo. Además, va a ayudarte a mantener el compromiso y la motivación, y le dará estructura a la maratón del orden.

Hacer el proceso acompañada te permite estar más relajada, ya que podrás delegar en ella lo secundario y centrarte en lo que es realmente importante para ti. Como Consultora KonMari Certificada, parte de mi asistencia se centra en estar muy atenta a las emociones, la comunicación no verbal, las palabras o la energía que se mueve durante la sesión. Si veo que corres demasiado o te saltas algún detalle que pueda ser importante, bajo el ritmo haciendo preguntas sencillas que te ayudarán a poner conciencia. Si intuyo contradicciones entre lo que dices y lo que transmiten tus gestos faciales, puedo hacerte de espejo. Y si veo que estás dando vueltas sobre una misma cosa y te estás paralizando, quizá te proponga un pequeño cambio de aires. Como ves, es un trabajo muy humilde pero vital a su vez.

¿Dónde podemos saber más sobre esta filosofía de vida? ¿Dónde podemos encontrarte?

En la página web de www.kokorotailerra.com y en mi cuenta de instagram @kokorotailerra. Si estás interesada en el tema te recomiendo que te subscribas a mi newsletter. En ella ofrezco todas las claves del Método KonMari, doy recursos que te ayudarán durante el proceso y reflexiono sobre los diversos temas que están relacionados directa o indirectamente con el orden y el crecimiento personal.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad