Cómo preparar desayunos saludables que eleven tu energía cuidándote desde primera hora

¿Cómo me preparo un desayuno sano de verdad?

¿Es desayunar equilibrado tan importante como dicen?

Ya te aviso de que yo soy una fan, muy fan, de desayunar.

Para mí empezar el día con un desayuno en condiciones después de reponer energías por la noche y entrenar por la mañana es una de esas cosas que no solo son un placer de la vida, sino una declaración de intenciones en toda regla. 

Pero vayamos por partes.

Lo que voy a dejarte muy claro en este artículo son las bases de un buen desayuno.

Porridge casero decorado con bayas goji remojadas, almendras y arándanos por Lucía con Miomat.

Adaptado a tu vida, a tu circunstancia, y con mis equipos favoritos por si el tiempo te come la tostada.

También hablamos de la declaración de intenciones que supone.

Así que… ¡a desayunar se ha dicho!

En qué consiste un desayuno saludable

A veces se nos olvida que lo más importante no es lo que pasa al desayunar, sino antes.

«Desayunar es des-ayunar. O sea, dejar de ayunar.»

Cuando dormimos, el cuerpo ayuna, y el organismo descansa.

Nuestro mejor «hogar» se repone, se autorrepara, y trabaja para eliminar toxinas y deshacerse de desechos.

Vamos, que sigue funcionando aunque no hagamos nada.

Una vez recordado esto, piensa: ¿qué le podemos dar al levantarse para que vuelva a ponerse en marcha, sin que suponga un esfuerzo extraordinario y de forma gradual, natural y progresiva?

Ya te adelanto que el típico café con bollo no es nada recomendable.

Aparte de los ingredientes que lleve, esta digestión requiere mucha energía, y a primera hora de la mañana eso no nos conviene.

Un desayuno saludable es ese que tiene en cuenta cómo está el cuerpo al despertar y qué actividad vamos a desarrollar durante el día.

Un porridge —gachas de avena— o una buena tostada de pan junto a un zumo natural para desayunar pueden ser un buen ejemplo de desayuno saludable.

Batido natural de leche de almendras con fresas y hierbabuena.

La cuestión o el pensamiento con el que debes quedarte es que el desayuno no es comer por comer.

Es DETENER EL AYUNO nocturno.

Para ello, toma conciencia del estado del cuerpo al despertar, y, desde este punto, encuentra el desayuno que se adapta a tu vida.

Hay que adaptar el desayuno a nuestra vida, y NO AL REVÉS.

Y si, por ejemplo, te apetece ayunar durante más horas porque has comido más de lo habitual, está bien.

(Aquí es cuando yo digo que un zumito verde es mano de santo, ¡je, je!).

Mi zumo verde recién hecho con mi extractor de zumos.

Teniendo en cuenta este concepto, paso a detallarte las herramientas que a mí me sirven en mi día a día para disfrutar del desayuno como si fuera una niña pequeña.

Apunta, apunta.

Equipos para un desayuno perfecto en casa 

Ojo al dato.

Quien dice desayuno sano, también dice brunch sano —con tanto término inglés no paro de aprender, oye—, así que LIBERTAD para elegir qué va más contigo. 😉

Aliado #1: Miomat

Si me conoces de hace un tiempito esto te lo sabes de memoria.

Estoy enamorada de mi Miomat.

Miomat hace todo tipo de leches vegetales. Pero también deliciosos desayunos como batidos de frutas y verduras, porridge, compotas…

Tiene para infinidad de desayunos sanos, y prepara porridge, finas cremas y unas leches vegetales estupendas a golpe de botón.

Te sirve para desayunos ricos y calentitos, pero para cenas, postres y primeros platos en cuestión de minutos también es cosa fina.

Como dicen las influencers: un must. XD

Aliado #2: extractor de zumos

Hace poco hablaba con mi amiga Eli sobre por qué es bueno levantarte por la mañana y que lo primero que tomes sea un zumo verde.

El motivo es que la estructura molecular de la sangre se parece mucho a la de la clorofila (se diferencia el núcleo), presente en las verduras de hoja verde.

Eso renueva la sangre y genera una sensación de vitalidad sin tener que hacer la digestión que el cuerpo agradece nada más activarse.

CONSEJITO DE FEDE: cambia la hoja verde de tu zumo verde de cada día.

Para esto no he encontrado mejor herramienta que mi extractor de jugos.

La gracia de un extractor de zumos es que los nutrientes (minerales, vitaminas) del jugo extraído de la fruta y la verdura pasan directamente al flujo sanguíneo.

No necesitan digestión, y con la prensa en frío los nutrientes se mantienen intactos.

Así que tomarte uno sienta de fábula después de un buen entrenamiento matutino, por ejemplo (después de mis entrenos con Noelia son una bendición).

Para encontrar recetones de zumos, otra recomendación para tu cocina es el libro de La biblia de los zumos, de Pat Crocker.

Aliado #3: batidora personal

Aquí vamos con el siguiente equipazo para desayunos potentorros: una buena batidora.

Si te preparas un zumito verde al levantarte, por ejemplo, y te llevas al trabajo —o te lo tomas en casa, como tú veas— un batido en condiciones a media mañana, ya te digo yo que te comes el día.

Haciendo un batido verde con mi batidora en un taller presencial sobre zumos y batidos verdes.

Y si el batido es de frutos rojos, con sus potentes antioxidantes —como dice Eli, esos rojos instagrameables que son de guapas— a mí ya me requeteencantan.

Lo mejor de los batidos y smoothies es que admiten prácticamente cualquier cosa.

Así que organízate y aprovecha lo que hay.

Mira en tu mercado más cercano, y fíjate en la temporada en que estés para disfrutar de lo que naturaleza nos da según el clima.

Y seguimos, que el que viene es otro de mis favoritos.

Aliado #4: panificadora (mejor sin teflón) 

Soy feliz con el pan hecho en casa.

Y para hacer nuestro propio pan sano, con fermentos lentos y la harina que elegimos nosotros, te recomiendo hacerte con una buena panificadora.

¿Te imaginas un desayuno de 15-20 minutos, con su juguito y su pan hecho en casa en una deliciosa y mullida tostadita, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra?

Pues es posible.

Si tú coges tu harina eco de espelta, tu masa madre o levadura fresca y haces tu tostada en condiciones con tu aguacate o tu huevito a la plancha encima… el desayuno ya tiene otro color.

Además, con la predigestión en la fermentación natural —que nos ayude a asimilar el cereal sin problemas de estómago ni inflamación— la cosa se vuelve mucho más atractiva.

Pan sano hecho en mi panificadora.

Así que ya sabes: no hay excusa.

Zumito verde, batido o infusión, una buena tostada de pan casero o un delicioso porridge no son ninguna tontería.

Son el mejor regalo que te puedes hacer para empezar el día con energía y buen ánimo.

Cómo cuidarte a partir de un desayuno vital

Para comer sano a largo plazo y no quedarte en las ganas de Año Nuevo hay que ponerle intención al asunto e ir poco a poco.

Cuando queremos cambiar hábitos debemos empezar por pequeños cambios que podamos mantener en nuestro día a día y convertirlos en hábitos.

Y el desayuno me parece la mejor forma de iniciarse en tus intenciones de cada día.

Le da un mensaje al cuerpo de  confianza, inspiración y vitalidad.

Es fácil de preparar, no requiere muchos ingredientes y tampoco necesitas mucho tiempo en la cocina para que sea sano al mismo tiempo que apetecible y delicioso.

Desayuno con leche de avena casera y bizcocho sano hecho con pulpa de la leche vegetal.

Por eso te decía que es la mejor DECLARACIÓN DE INTENCIONES que puedes hacerte a ti —y, de paso, a quienes viven contigo— para llevar un estilo de vida saludable el resto del día.

¿Qué me dices?

¿Te apuntas al club de los buenos desayunos?

Cuéntame en comentarios cómo armas tus desayunos o en qué dudas, y, si me la pides, te doy la recomendación que necesites según tu caso.

4 comentarios en “Cómo preparar desayunos saludables que eleven tu energía cuidándote desde primera hora”

  1. El desayuno es la comida más importante del día, eso dicen. A mí me gusta mucho hacerme batidos de frutas y leche o con yogur, boles de fruta con avena o pan tostado con aceite. Quería saber bien cómo se prepara un porridge y en qué se diferencia de un batido. Muchas gracias.

    1. Hola Esther, porridge es el nombre que se le da a las gachas. El porridge se prepara con leche vegetal y avena, a veces también con quinoa, mijo. Y se le añaden frutas y frutos secos al gusto, algún sirope o frutas deshidratadas previamente hidratadas para que puedas comerlas blanditas. Es un ejemplo de desayuno muy completo lleno de fibra y aporte de vitaminas y minerales. El equipo Miomat prepara a golpecito de botón porridge, todo tipo de leches vegetales, batidos, sopas y cremas, compotas….etc., te dejo a continuación el recetario on-line de Miomat. Miomat también incluye un libro de recetas físico. Un saludo y a por esos súper desayunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba