Manchas en acero inoxidable: cuáles son y cómo prevenirlas en ollas y sartenes

El acero inoxidable es uno de mis materiales favoritos en la cocina. 

Es bastante higiénico, más económico que otros materiales y muy saludable, ya que no transfiere partículas a los alimentos que cocinamos en nuestras ollas y sartenes.

No obstante, es inevitable que, con el uso aparezcan manchas.

Y esto da mucho coraje cuando quieres tenerlo todo limpito y reluciente; lo sé.

Por este motivo, en el post de hoy quiero ayudarte a identificar las diferentes manchas. También te voy a contar cómo prevenirlas y cómo cuidar de tus sartenes y ollas de acero inoxidable para que no aparezcan.

Vamos al lío.

Tipos de manchas en acero inoxidable 

Cada vez que cocinamos en una olla o sartén de acero inoxidable, la exponemos al contacto con el fuego, el agua y los alimentos. 

Por este motivo, es completamente normal que aparezcan manchas (sobre todo, si tienes la comida mucho tiempo en la sartén después de preparar tu menú).

Pasa incluso con el menaje de Inoxibar, de la que te hablo a menudo porque es una de mis marcas favoritas.

Estas manchas no afectan a las propiedades del acero, pero sí es importante cuidar tus sartenes y ollas para que no proliferen las bacterias y para tener tu menaje impecable.

A continuación, vamos a ver las distintas manchas. También te daré algunos trucos para prevenirlas y solucionarlas.

#1 Manchas negras en acero inoxidable por el contacto con el fuego

Con el fuego cocinamos que da gusto.

Sin embargo, el fuego tiene su efecto en el acero inoxidable, ya que este queda expuesto a altas temperaturas una y otra vez.

Es normal que aparezcan quemaduras y manchas bastante feas; sin embargo, podemos eliminarlas con bicarbonato de sodio en combinación o no con vinagre (en breve profundizamos sobre la limpieza) sin problema.

De todas formas, soy de las que cree que prevenir siempre es mejor que curar; y procuro que el fuego en el que cocino no sea más grande que la olla o sartén que utilizo.

De esta forma el fuego hace su función, pero queda menos expuesta al calor. Cada tamaño de sartén a su tamaño de fuego.

#2 Manchas producidas por alimentos incrustados o secos

¿Quién no se ha visto frotando y frotando alguna vez para quitar este tipo de manchas?

Pon tus ollas y sartenes en remojo nada más servir la comida, sobre todo si usas sartenes, parrillas o woks sin teflón.

Así ayudas a que no se quede incrustada y sea más sencillo sacar la mancha luego. Pasado un tiempo los restos se reblandecen en remojo y fregar no costará nada, es cuestión de paciencia, de esperar y no de hacer fuerza.

#3 Manchas azules en acero inoxidable

Se trata de un tipo de manchas que también aparecen por la exposición a altas temperaturas.

¿Qué hacer en estos casos?

Procurar que tus utensilios no se calienten de más. El otro día te contaba unos trucos para saber si tu olla o sartén está a la temperatura ideal para agregar el aceite y los ingredientes.

Así que toma nota.

#4 Manchas blancas en acero inoxidable

Vamos por pasos…

La sal que utilizamos para cocinar puede ser abrasiva y formar manchas blancas difíciles de quitar.

Hace poco te explicaba que el aceite y la comida se añaden cuando la sartén ya está caliente.

Para prevenir la aparición de manchas blancas y no pasarte la vida frotando, también es importante tener en cuenta el orden de ingredientes.

Cuando pongas el agua de tu olla a hervir, no eches tu pizquita de sal hasta que el agua entre en ebullición. Así evitas que los restos de sal se queden en el fondo en contacto con el material porque puede reaccionar químicamente.

Si todavía no tienes la tuya, en Ecovidasolar disponemos de ollas hechas con materiales saludables (libres de teflón y tóxicos).

Las manchas blancas también pueden aparecer por la cal.

En su momento, te conté que el agua del grifo arrastra bastantes sustancias, entre ellas la cal, que puede depositarse al fondo de tus ollas cuando pones agua a hervir.

Por este motivo, en casa utilizamos filtros ecológicos para el grifo para matar dos pájaros de un tiro: nos aseguramos de beber agua más saludable y nos ahorramos el marrón de las manchas blancas en nuestras sartenes y ollas.

#5 Manchas de aceite en la sartén de acero inoxidable 

Cuando el aceite se incrusta en la sartén parece imposible de quitar. La base se pone marrón o negruzca, y nos entran los siete males. Pensamos que nuestra sartén se quedará así para el resto de nuestra vida.

Si te ha pasado, no te preocupes, porque también tiene solución y no es necesario que la tires o te deshagas de ella, ni mucho menos.

Con remojo, agua y jabón se quitan. Es muy fácil, pero te lo detallo en el próximo post. Te aseguro que me ha pasado y la mía siempre luce su acero natural.

#6 Manchas producidas por la corrosión

La corrosión es el efecto que se produce tras la oxidación. 

El acero inoxidable no se oxida: falso. El acero inoxidable sí se oxida a pesar de que la palabra inoxidable nos sugiere lo contrario. Inoxidable no supone que el material esté libre de oxidarse, simplemente significa que se oxida menos.

El acero sufre la oxidación en mucha menor medida que otros metales, gracias a su aleación con cromo o molibdeno (de ahí que se llame inoxidable).

Además, aunque aparezcan puntitos rojizos o una capa verdosa, este material tiene la capacidad de autoprotegerse y crear una película que hace que podamos seguir utilizándolo sin problema.

Personalmente no me ha pasado nunca. Pero sé que puede ocurrir puntos de corrosión.

«Pero, Sara, ¿cómo evitamos que se oxide?»

Con un buen cuidado e higiene de tus utensilios de cocina, que te voy a explicar en un ratito.

Las manchas por corrosión tienen unas causas muy variopintas:

  • Una higiene insuficiente o incorrecta (no limpiamos correctamente nuestras ollas y sartenes de acero inoxidable, utilizamos detergentes abrasivos que lo corrompen, abusamos del lavavajillas o no las secamos bien al terminar, dejándolas húmedas).
  • El agua de nuestro grifo arrastra demasiados metales pesados, sales o cloro. En este caso, el mejor aliado es un filtro para el grifo.
  • Alimentos como la pasta, el arroz, otros cereales y patatas, que producen manchas blanquecinas durante la cocción por el almidón de los hidratos de carbono.
Este es un ejemplo muy exagerado de acero inoxidable deteriorado por oxidación seguramente por estar expuesto a agua y productos de limpieza químicos y abrasivos para el acero inoxidable.

Como puedes deducir, la clave está en una buena higiene y limpieza natural. Y un buen secado.

Mantenimiento de ollas y sartenes de acero inoxidable 

Ahora que sabes por qué aparecen las manchas en el acero inoxidable y cómo prevenirlas, vamos a ver cómo tratarlas.

Lo principal es llevar una correcta higiene de nuestras sartenes y ollas.

Mi sartén ahí la ves reluciente pero algunas fotos que ves en este post las he hecho sobre esta misma sartén.

Ya te he comentado que el acero inoxidable se autoprotege. Por este motivo, podemos seguir utilizándolo con total tranquilidad a pesar de los arañazos, las quemaduras y sustancias como el cloro.

No obstante, al tratar de prevenir y eliminar estas manchas, me he encontrado con un error muy común:

La gente tiende a emplear detergentes de supermercados abrasivos, abusa del lavavajillas (que desgasta el menaje debido a las altas temperaturas) y suele utilizar estropajos que raspan las ollas y las sartenes.

Para que no aparezca óxido ni otras manchas, en casa nos va de lujo el detergente Bio-mex, que está hecho de ingredientes naturales, es multiusos y lo deja todo impoluto (cosa fina, vaya y dura un montón de tiempo).

También hace tiempo que dejamos de usar los estropajos de toda la vida. Además de raspar las superficies, acumulan bastantes bacterias.

Con esto y unos ingredientes más, puedes tenerlo todo reluciente.

Y ahora, estate pendiente, porque en un próximo post viene la segunda parte, donde te voy a contar la solución precisa para deshacerte de una vez por todas de esas manchas que no quieren irse por mucho que frotes y qué usamos la Ecofamily para conseguirlo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba