Todo para el agua

Todo para el agua

El agua es vida. Piensa en el mar. Piensa en los ríos. 

Piensa en tu cuerpo. 

El 70% del cuerpo humano es agua, el mismo porcentaje que en el cerebro. Esta proporción llega hasta el 80% en la sangre y hasta el 90% en los pulmones. 

Según las recomendaciones de la OMS, el consumo de agua diario adecuado es de entre 2 y 3 litros diarios. Así podemos reponer los líquidos que pierde el cuerpo durante la actividad física y los procesos biológicos. El agua puede disolver muchas sustancias y permite a las células usar los nutrientes, minerales y elementos químicos necesarios para los procesos internos de nuestro cuerpo.

Perdemos agua con la sudoración y con la eliminación de los desechos en orina y heces.

Ingerir agua con regularidad contribuye a mantener el correcto nivel de hidratación de nuestro organismo y su funcionamiento.

La calidad del agua para el consumo humano

¿Te has parado a pensar en qué es exactamente lo que sale de tu grifo? 

Sí, es agua potable, pero también contiene partículas en suspensión procedentes de las cañerías, del proceso de potabilización, cal… 

El agua potable por definición es apta para el consumo humano, pero hay maneras de hacerla más sana.

Sin ir más lejos, el cloro es imprescindible para que el agua que llega a nuestras casas esté libre de bacterias, es un potente desinfectante, pero los valores residuales de cloro en el agua que bebemos atacan a nuestra flora intestinal y por lo tanto son perjudiciales para nuestro sistema inmunológico.

Del mismo modo, los metales pesados y la cal que puede acumular el agua en su recorrido desde las plantas de potabilización hasta nuestro hogar no son saludables y pueden generar problemas en nuestro organismo a medida que se van acumulando en él.

El agua de nuestro cuerpo se evapora con la actividad. Los metales y la cal, no.

Por eso, cuanto más pura sea el agua que consumes, mejor.

Sistemas para purificar el agua 

En Ecovidasolar tenemos todo para que elijas la forma más adecuada de vitalizar y purificar el agua en tu casa.

Desde botellas de tritán con filtro de carbono incorporado, o garrafas de cristal de murano que te ayudarán a eliminar el cloro residual del agua que sale de tu grifo por evaporación con solo dejarla al sol, hasta jarras de destilación que eliminarán gran parte del flúor en suspensión, y filtros ecológicos portátiles o conectados directamente a tu red que disminuirán gran cantidad de metales pesados y cal de tu agua de consumo.

Así conseguirás que este elemento, imprescindible para la vida, no vaya acompañado de sustancias ocultas que lo hagan un poco menos sano. 

Consigue un agua más pura para una vida más sana.

arrow_upward